La nueva película de Rápidos y Furiosos se ve tan ridícula que sólo puede ser brillante

La nueva película de Rápidos y Furiosos se ve tan ridícula que sólo puede ser brillante

Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw es un spin-off de la franquicia principal, protagonizado por la Roca y Jason Statham.

Hace tiempo que la saga Rápidos y Furiosos dejó de estar anclada en la realidad. Lo que partió como una franquicia sobre carreras clandestinas se transformó en la saga de acción más ridícula del planeta, pero no por eso menos entretenida. En sus ocho películas, hemos visto a autos saltar de edificios y a la Roca tirar un torpedo con sus brazos, y sólo hemos disfrutado.

Pero la nueva película de la franquicia pretende llevar las cosas más allá. Eso sí, no se trata de Rápidos y Furiosos 9, sino un spin-off de la historia principal, con el nombre Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw, centrado en los personajes homónimos interpretados por Dwayne “la Roca” Johnson y Jason Statham. La cosa es que si uno pensaba que la saga no podía subir sus niveles de acción exagerada y tramas inverosímiles, afírmense cabros, que ahora, el villano interpretado por Idris Elba, TIENE SUPERPODERES. 

Hoy la cinta liberó su primer trailer, y no queda claro si es por someterse a una suerte de máquina tecnológica, o si es por el traje que usa, pero la cosa es que el personaje de Elba tiene súper fuerza y es inmune a las balas. Por supuesto, los únicos capaces de detenerlo son el agente Luke Hobbs (Johnson) y el ex villano Deckard Shaw (Statham), que se odian mutuamente, pero deben aprender a trabajar juntos.

¿Mencioné que el villano tiene superpoderes? ¿Y que hay una pelea entre la Roca y los malos mientras corren por los ventanales de un edificio? Con esos factores, más las sorpresas que puedan aguardar en el camino, Hobbs & Shaw sólo puede ser la mejor película de 2019. La cinta se estrena en agosto, y puedes mirar el avance a continuación.