Muere Luke Perry, el icónico Dylan de 90210

Muere Luke Perry, el icónico Dylan de 90210

El actor de 52 años falleció tras días internado por un derrame cerebral.

El pronóstico no era bueno. El 27 de febrero el actor Luke Perry, conocido por ser uno de los protagonistas de la icónica serie noventera Beverly Hills 90210, sufrió un derrame cerebral que lo dejó internado grave en un coma inducido. En los últimos días no mostró mejorías y este 4 de marzo finalmente falleció en Los Angeles. Tenía 52 años.

Perry saltó a la fama transformándose en un ídolo de los años 90 gracias a su papel de Dylan McKay, el chico tan rudo como de buen corazón (y vida personal tormentosa) en 90210.

Perry dio vida al personaje entre 1990 y el año 2000 (con una pausa entre el 95 y 98), tras lo cual su carrera no logró despegarse de su papel más conocido, relegado a papeles secundarios tanto en cine como televisión.

De todas formas, la carrera de Perry se encontraba en medio de un renacer: desde 2017 interpretaba al padre de Archie Andrews en la serie juvenil Riverdale, y este año aparecerá en Once Upon a Time in Hollywood, la esperada nueva película de Quentin Tarantino. Será su último papel.

Descansa en paz, Luke.