Al fin: cancelan el festival Woodstock 50

Al fin: cancelan el festival Woodstock 50

El evento que celebraría los 50 años desde la cita musical más icónica de la historia fue un desastre desde su anuncio.

Lo que debería haber sido una mega fiesta musical, celebrando uno de los mayores hitos de la cultura pop, se transformó rápidamente en un cadáver andante, del cual la única duda que quedaba es cuando se iba a desplomar. Finalmente pasó: el festival Woodstock 50, que buscaba festejar los 50 años desde el icónico evento musical, ha sido oficialmente cancelado, a dos semanas de su realización en Estados Unidos.

El line up del festival fue anunciado en marzo, encabezado por Jay-Z, The Killers, Miley Cyrus y algunas de las estrellas que estuvieron en el evento original, como Santana y John Fogerty, pero desde entonces, todo ha sido una espiral descendiente. Primero hubo constantes retrasos con la venta de entradas, luego al festival se le quitaron los permisos para realizarse en una localidad del estado de Nueva York, y después su principal fuente de financiamiento, la empresa Dentsu, se retiró del proyecto, asegurando que los organizadores no tenían considerados ni los mínimos aspectos de seguridad. Ni si quiera tenían contemplados baños para los asistentes.

Tras ser rechazados nuevamente por el estado de Nueva York, el evento se movió hacia Columbia, Maryland, en una localidad con una capacidad máxima de 30 mil personas, en vez de los 150 mil asistentes que tenía el recinto inicial. El festival además pasó a ser gratuito, y existían rumores que se condensaría en un día, en vez de los tres días previstos originalmente (del 16 al 18 de agosto).

La lápida la puso la masiva cancelación de artistas: en las últimas semanas, nombres como The Raconeturs, Jay-Z, Miley Cyrus y John Fogerty, entre otros, se retiraron del evento. Eso llevó a que finalmente, según el portal Variety, la organización tomara la decisión de cancelar el festival. Por suerte no tienen que devolver entradas, pero suerte recuperando el dinero de los artistas. Un desastre de principio a fin.