Héroes inesperados: Nickelback logra que Twitter borre mensaje de Donald Trump

Héroes inesperados: Nickelback logra que Twitter borre mensaje de Donald Trump

El presidente de Estados Unidos intentó utilizar un meme de la banda para atacar a sus contrincantes, pero sólo logró que la banda más odiada del mundo se redimiera ante el público.

A pesar de tener cientos de miles de fanáticos en todo el mundo (quizás millones) y siempre ser un éxito de ventas, Nickelback ha sido catalogada en más de una ocasión como “la banda más odiada del planeta”, tanto por melómanos como por la prensa especializada. Y es que, siendo honestos, no son muy buenos, a pesar de haber compuesto How You Remind Me, la mejor canción de la historia una gran canción.

Pero en las últimas 24 horas, los miembros de la banda canadiense se transformaron en héroes inesperados en la lucha contra el enemigo número uno del mundo: el presidente norteamericano Donald Trump. El miércoles 2 de octubre en la tarde, Trump utilizó su cuenta de Twitter para postear un meme protagonizado por la banda para atacar al que probablemente será su contrincante en las elecciones presidenciales de 2020, el demócrata Joe Biden, vicepresidente del país durante el mandato de Obama.

Con el mensaje “LOOK AT THIS PHOTOGRAPH!” (“Mira esta fotografía”), línea con la que parte la canción Photograph de Nickelback, y que se ha transformado en meme los últimos años, en mandatario publicó una versión editada del videoclip de la canción, donde el cantante Chad Kroeger sostiene una foto del hijo de Biden, Hunter, reunido con el directorio de una empresa ucraniana (ver foto principal), algo que Trump asegura es prueba de negocios ilícitos en la exnación soviética (y la razón de que la oposición haya iniciado una investigación para destituirlo, al asegurar que Trump pidió ayuda a las autoridades ucranianas para investigar a Biden, lo que constituiría traición).

Pero la broma/ataque de Trump le salió por la culata, y el sello discográfico de la banda presentó una queja por violación de derechos de autor. Twitter, que casi nunca elige censurar al mandatario a pesar de sus constantes mensajes al borde de la línea de la moral, acató el reclamo y decidió eliminar el video. El tuit de Trump sigue existiendo, pero está vacío más allá del mensaje de texto.

Tanto los medios norteamericanos como los usuarios de redes sociales están más que sorprendidos que haya sido Nickelback la razón para al fin silenciar en algún momento la verborrea digital del presidente norteamericano. A veces los héroes surgen de la oscuridad cuando más se les necesita.