Martin Scorsese profundiza en sus críticas a Marvel en una nueva columna de opinión

Martin Scorsese profundiza en sus críticas a Marvel en una nueva columna de opinión

El ganador del Oscar explicó y reafirmó sus dichos contra las películas de superhéroes y franquicias. 

Hay polémicas pobres y quienes se atacaron por los dichos del director Martin Scorsese (Taxi Driver, Buenos Muchachos), quien en una entrevista afirmó que consideraba que las películas de Marvel “no eran cine”, sino más bien “parques temáticos”. Porque si hay un realizador que se ganó el derecho a analizar como quiera la industria, es Scorsese. Y aún así, gente se ofendió.

Ahora, en una columna de opinión escrita para el periódico norteamericano New York Times, el ganador del Oscar profundizó en sus “polémicas” declaraciones, entregándoles más contexto, pero sobre todo reafirmando sus dichos.

El director comienza afirmando que “si alguien toma mis declaraciones como una prueba de un odio hacia Marvel, no hay nada que pueda hacer para cambiar su opinión”. Pero luego, clarifica un poco su opinión: “el hecho que estas películas no me interesen es una cosa de gusto personal. Quizás si hubiera nacido después, me emocionarían estas cintas e incluso querría hacer una de ellas. Pero crecí en otro momento y desarrollé un concepto sobre las películas que está tan lejos del Universo Marvel como la Tierra de Alfa Centauro”.

Scorsese agrega que su generación de cineastas se enamoró del cine en la era de Bergman, Hitchcock y Siegel, y argumenta que no es sólo una cosa de nostalgia por el pasado, sino que son nombres que perduran y que los cinéfiles siguen reconociendo varias décadas después. “Muchos de los elementos que defino como ‘cine’ están en las películas de Marvel. Lo que no hay es revelaciones, misterios o un genuino peligro emocional. Nada está en riesgo (…) es la naturaleza de las franquicias modernas: todo es testeado, investigado desde el mercado, vetado, modificado, revetado y remodificado hasta que está listo para el consumo”.

Esto no sería un problema por sí solo, según el director, pero sí resalta que se ha transformado en uno ya que las películas de superhéroes se han transformado en prácticamente la única opción disponible en las grandes cadenas de cines, mientras que las salas independientes van en retroceso. “Si me dicen que esto es sólo un tema de oferta y demanda, y de darle a la gente lo que quiere, voy a discutirlo. Es un problema del huevo y la gallina: si a la gente le ofrecen una cosa y se la ofrecen de sobremanera, obviamente van a querer más de esa cosa”.

El director concluye que a pesar de haber más opciones para los cineastas, como Netflix (que estrenará su próxima película), todo realizador hace películas para la pantalla grande, lo que está siendo cada vez más difícil con el dominio del cine comercial. “La situación, lamentablemente, es que hoy tenemos dos campos separados: el entretenimiento audiovisual global y el cine. De vez en cuando coinciden, pero se está haciendo algo cada vez más raro (…) Para cualquiera que sueña con hacer películas, o está recién comenzando, la situación actual es brutal e inhospitalaria para el arte. Y el sólo escribir esas palabras me llena de una tristeza terrible”.

Puedes leer la columna completa haciendo click aquí (en inglés, pero se puede traducir la página haciendo click derecho y seleccionando la opción).