[NETFLIX] Todos quieren a “Paquita Salas”, la comedia española que no puedes dejar pasar

[NETFLIX] Todos quieren a “Paquita Salas”, la comedia española que no puedes dejar pasar

El actor Brays Efe encandila a la crítica con su divertido personaje: una anticuada manager de artistas que intenta subirse a la era digital. Y por supuesto que no lo consigue.

Por Miguel Ortiz A.

“Está mal que yo lo diga, pero a mi todo el mundo me adora”. Lo dice ella, la protagonista, nada más empezar el primer episodio. Y tiene toda la razón: a Paquita Salas es imposible no quererla. Esa es, precisamente, la clave de su rotundo éxito y la explicación del fervor con que la siguen sus fanáticos.

Hace pocos días Netflix estrenó la tercera temporada de esta colorida serie española, comedia desenfadada y caricaturesca, que le sigue los pasos a Paquita, una manager de actores que tuvo éxito en los ´90… pero que ahora, en medio de un mundo digitalizado, teme quedarse obsoleta. La gracia está en que el rol protagónico lo asume Brays Efe, joven actor enfundado en un traje de dos piezas, maquillado para camuflar su barba y peliteñido a más no poder. Es una suerte de Eglantina Morrison, una versión kitsch de la Elvira de Felipe Izquierdo, tierna, empática, espontánea, curiosa y segura de sí misma. Conocerla y reírse van necesariamente de la mano. Panorama imperdible.

Sumándose a un formato que ya comienza a ser tendencia, “Paquita Salas” ofrece capítulos de sólo media hora (16 en total), ideales para intercalar con otra serie… o entusiasmarse con una maratón. Enorme mérito tiene, además, el guion, que incorpora temas extremadamente delicados, pero enfrentados con un sofisticado sentido del humor. La reflexión que se hace sobre las personas trans, por ejemplo, es de lo más lúcido que se ha visto en el último tiempo.

Varios son los premios que respaldan el triunfo de Paquita, pero el que ella más agradece es el respaldo que ha tenido en redes sociales, donde su figura se convirtió rápidamente en gifs, memes y stickers de whatsapp. Todo gracias a un sinnúmero de frases para el bronce que se han viralizado con inusitada rapidez (¿Un botón de muestra? “Yo no los llamo haters, yo los llamo hijos de puta”).

Mención especial para Yolanda Ramos, la actriz que le da vida a la hilarante Noemí Argüelles, una mujer madura capaz de reinventarse tantas veces como sea necesario, chanta y carismática, peluquera y community manager. Un personaje que, si quisiera, podría tener su propio spin-off. El casting de Paquita Salas, finalmente, incorpora a grandes personalidades del mundo del espectáculo con el desafío de interpretarse a sí mismas. Tal es el caso de Úrsula Corberó, Ana Obregón y Paz Vega, entre otros.